Todo lo que necesitas saber sobre la menstruación para un ciclo pleno

Desde consejos prácticos a mitos que es importante desmentir, aprende cómo abrazar esta parte de ti

Escucha el resumen de este artículo

La menstruación no es solo una parte natural de la vida de las mujeres y personas menstruantes, sino un fenómeno rodeado de mitos, preguntas y, a menudo, un estigma innecesario. Aprende a desglosar los aspectos fundamentales de la menstruación, aclara algunos mitos comunes, pon a prueba remedios caseros para los síntomas y sigue los consejos para hacer de la menstruación una experiencia más llevadera. Además, aprende sobre todos los artículos de higiene íntima del mercado y cómo pueden beneficiarte

Conceptos básicos sobre la menstruación

La menstruación es parte del ciclo menstrual, que prepara el cuerpo de la mujer para el embarazo cada mes. El ciclo comienza con el primer día de sangrado y dura entre 21 y 35 días. La menstruación ocurre cuando el revestimiento del útero se desprende a través de la vagina, un proceso que dura de 3 a 7 días en promedio.

¡No te creas todo lo que se dice!

Mito: La menstruación es extremadamente dolorosa para todas

Realidad: Aunque es común experimentar algo de dolor, conocido como dismenorrea, no todas las personas menstruantes experimentan dolor severo. Si el dolor es incapacitante, es esencial consultar a un médico, ya que podría ser un indicativo de condiciones como endometriosis.

Mito: No se puede hacer ejercicio durante la menstruación

Realidad: El ejercicio es recomendable ya que puede aliviar los calambres y mejorar el estado de ánimo gracias a la liberación de endorfinas.

Mito: La menstruación es impura o sucia

Realidad: Este es un concepto culturalmente arraigado en muchas partes del mundo que no tiene base científica. La menstruación es un proceso biológico natural y esencial para la salud reproductiva. Mantener una higiene adecuada durante la menstruación es importante, pero no significa que la menstruación en sí sea impura.

Mito: Durante la menstruación, no se deben realizar actividades acuáticas

Realidad: No hay razón médica que impida nadar o realizar actividades en el agua durante la menstruación. De hecho, el agua puede ayudar a relajar los músculos y aliviar los calambres. Los tampones y las copas menstruales son opciones seguras que permiten nadar sin preocupaciones.

Mito: No se debe tomar café o té durante la menstruación porque empeoran los calambres

Realidad: No existe evidencia concluyente que vincule el consumo de cafeína con un aumento en los calambres menstruales. Sin embargo, algunas personas pueden experimentar sensibilidad a la cafeína, que podría teóricamente exacerbar los calambres o la ansiedad. Escuchar a tu cuerpo es clave.

3 remedios fáciles para manejar los síntomas

Calor para el alivio

Aplicar una almohadilla térmica o una botella de agua caliente en el abdomen puede aliviar los calambres. El calor relaja los músculos del útero, disminuyendo la percepción del dolor.

Mantenerse hidratada

Beber mucha agua ayuda a evitar la retención de líquidos, que puede causar hinchazón y agravar los síntomas.

Dieta equilibrada

Consumir alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, magnesio y vitaminas del grupo B puede ayudar a reducir la inflamación y aliviar los calambres.

Productos de higiene menstrual y sus características

Elegir los productos de higiene menstrual adecuados es crucial para gestionar la menstruación de manera eficaz y confortable. La disponibilidad de tantas opciones permite que personas de diferentes estilos de vida y preferencias encuentren lo que mejor se adapte a sus necesidades. Además, la elección de productos sostenibles puede contribuir significativamente a la reducción del impacto ambiental global, haciendo de la menstruación una experiencia más positiva tanto a nivel personal como planetario.

Toallas sanitarias

Las toallas sanitarias son una de las opciones más tradicionales y accesibles para la gestión del flujo menstrual. Vienen en diferentes tamaños, niveles de absorción, y estilos (como alas para mejor sujeción) para adaptarse a diversas necesidades y preferencias. Las toallas son ideales para personas que prefieren no usar productos internos. Además, existen opciones orgánicas que son fabricadas sin blanqueadores ni químicos adicionales, siendo más suaves con la piel y mejores para el medio ambiente.

Tampones

Los comúnmente conocidos. Los tampones son pequeños cilindros absorbentes que se insertan en la vagina para recoger el flujo menstrual directamente desde el interior. Ofrecen más libertad para realizar actividades físicas, incluida la natación. Es fundamental cambiar los tampones regularmente, cada 4 a 8 horas, para reducir el riesgo de Síndrome de Shock Tóxico (TSS), una rara pero grave complicación médica. Los tampones también están disponibles en versiones orgánicas que reducen la posibilidad de irritaciones y reacciones alérgicas.

Copa menstrual

La copa menstrual es una alternativa reutilizable hecha generalmente de silicona médica o caucho. Se inserta en la vagina para recoger el flujo menstrual en lugar de absorberlo. Las copas son económicas a largo plazo, ya que pueden durar hasta 10 años con el cuidado adecuado. Son consideradas una opción más ecológica en comparación con los productos desechables. Además, ofrecen hasta 12 horas de protección, dependiendo del flujo, lo que permite su uso durante la noche sin cambios.

Ropa interior menstrual

La ropa interior menstrual está diseñada con capas absorbentes que pueden manejar diferentes niveles de flujo, desde ligero hasta muy abundante. Son una excelente opción para aquellos que buscan comodidad y seguridad, sin la necesidad de otros productos. La ropa interior puede ser reutilizable y es ideal para usar de noche o durante días de flujo ligero. También se ha convertido en una opción popular por su durabilidad y por ser respetuosa con el medio ambiente.

Discos menstruales

Similar a las copas menstruales, los discos menstruales se insertan en la vagina para recoger el flujo menstrual, pero se colocan de manera diferente, ofreciendo hasta 12 horas de protección. Son una buena opción para personas con flujos más abundantes y pueden ser utilizados durante las relaciones sexuales sin problema.

Toallas de tela reutilizables

Estas toallas son una alternativa ecológica a las toallas desechables. Fabricadas con materiales naturales como el algodón orgánico, son lavables y reutilizables, lo que las hace económicas a largo plazo y menos dañinas para el medio ambiente.

Esponjas menstruales

Las esponjas marinas naturales se utilizan como un producto interno absorbente y son completamente biodegradables. Son una alternativa más natural a los tampones, aunque requieren limpieza meticulosa y regular para asegurar la higiene.

Pantalones menstruales

Extendiéndose más allá de la ropa interior, existen ahora pantalones diseñados con zonas absorbentes que eliminan la necesidad de usar productos adicionales. Son ideales para aquellos días de flujo ligero o para usar como una seguridad extra junto con tampones o copas.

La menstruación es una experiencia personal y única para cada individuo. Comprender sus propios ritmos y necesidades puede ayudar a gestionar mejor este ciclo natural. Al equiparse con conocimientos, desmintiendo mitos y utilizando los productos adecuados, se puede vivir la menstruación de manera más cómoda y segura. Además, hay que recordar que la menstruación es un indicativo de salud y no debe ser motivo de vergüenza o incomodidad.

You are in offline mode !