Madrinas y madres de la novia: estas son las tendencias para las bodas del 2024

Descubre cuáles son las mejores prendas, colores o accesorios para unas de las figuras más importantes de las celebraciones

Escucha el resumen de este artículo

En el mundo de las bodas, cada detalle cuenta, pero pocas cosas son tan cruciales como el atuendo de las madrinas y madres de la novia. Estas figuras emblemáticas requieren vestimentas que no solo resalten su importancia y estatus durante la ceremonia, sino que también reflejen las tendencias más actuales. Para lo que queda 2024, los diseñadores han renovado sus enfoques, proponiendo estilos que abarcan desde lo clásico reinventado hasta lo completamente moderno. A continuación, desglosamos las principales tendencias para cada temporada del año, asegurando que madrinas y madres de la novia brillen con luz propia.

Primavera 2024: frescura y renovación

La primavera de 2024 trae consigo una paleta de colores suaves y materiales ligeros. Los diseñadores apuestan por tonos pastel como el lavanda, el rosa palo y el azul serenidad, que comunican un aire de frescura y delicadeza. Las siluetas son fluidas, con telas que caen suavemente y generan un efecto etéreo al caminar. Los detalles florales no pasan desapercibidos, con aplicaciones en 3D que añaden un toque de sofisticación sin sobrecargar el conjunto.

Estilo clave: Vestidos envolventes de seda con detalles de flores en relieve y cinturones de tela que acentúan la cintura, perfectos para ceremonias al aire libre o en locaciones bucólicas.

Color principal: lavanda elegante

El lavanda, con su sutileza y su conexión con el renacimiento primaveral, se corona como el color estrella para esta temporada. Es perfecto para armonizar con los entornos naturales de las bodas al aire libre.

Complementos clave:

Joyas de perlas: Collares o aretes de perlas añaden un toque de elegancia discreta que complementa la suavidad del lavanda.

Tocados florales: Un pequeño tocado con flores naturales o de seda en tonos coordinados puede realzar el tema primaveral.

Verano 2024: vibrante y audaz

El verano llama a la audacia con colores más intensos y cortes atrevidos. El fucsia, el naranja quemado y el verde esmeralda, junto al amarillo claro, dominan la paleta, ideal para madrinas y madres de la novia que desean destacar. Los cortes asimétricos y las siluetas entalladas al cuerpo marcan una tendencia hacia lo moderno y elegante. El uso de telas como el satén y la organza añade un brillo sutil que captura la luz del verano de manera espectacular.

Estilo clave: Trajes sastre con blazers sin cuello y pantalones palazzo que ofrecen una alternativa elegante y contemporánea al vestido tradicional.

Color principal: amarillo pastel

El amarillo pastel es vibrante y lleno de vida, ideal para destacar en eventos veraniegos, sobre todo con el moreno. Este tono combina bien tanto en ceremonias diurnas como nocturnas, pudiendo jugar más con los cortes del vestido.

Complementos clave:

‘Clutch’ de diseño audaz: Un bolso pequeño en un tono metálico o con adornos llamativos puede ser tanto práctico como un punto focal del atuendo.

Sandalias de tacón alto: Elegir unas sandalias elegantes en oro o plata que complementen el dinamismo del verde esmeralda.

Otoño 2024: elegancia terrosa

A medida que las temperaturas bajan, las tendencias se inclinan hacia colores terrosos y ricos, como el burgundy, el verde oliva y el azul marino profundo. Los tejidos ganan en textura, con terciopelo y brocado presentándose como favoritos para aportar calor y lujo. Las capas, como chales, chaquetas o kimonos gruesos, se vuelven accesorios esenciales, no solo por su funcionalidad sino por su capacidad de transformar un atuendo.

Estilo clave: Vestidos largos de terciopelo con mangas largas y escotes en punto estratégicos, adornados con broches vintage o cinturones de joyas para un toque de antigua opulencia.

Color principal: Burgundy profundo

El burgundy, o burdeos, evoca la riqueza y profundidad de los colores otoñales. Este tono cálido es perfecto para complementar la paleta natural de esta estación.

Complementos clave:

Chal de cachemira: Ideal para las tardes frescas de otoño, un chal elegante puede ser tanto funcional como un accesorio de moda.

Joyas en tonos oro viejo: Pulseras, anillos o collares en tonos dorados oscuros añaden un toque de sofisticación antigua que va bien con el tema estacional.

Invierno 2024: vuelta a los clásicos

El invierno es la estación para brillar con elegancia clásica. Los tonos metálicos como el dorado, plata y azul oscuro se popularizan, aportando un brillo festivo adecuado para bodas de temporada. Los diseños se vuelven más estructurados, con vestidos de corte A y trajes con chaquetas peplum que ofrecen siluetas definidas y formales. Las telas pesadas como la lana y la cachemira aseguran confort y clase.

Color principal: plata

El plata es un color invernal por excelencia, que aporta luminosidad y brillo a cualquier celebración de invierno, especialmente efectivo en bodas nocturnas.

Complementos clave:

Bufanda o estola de piel sintética: Proporciona calor sin sacrificar el estilo, ideal para bodas en climas fríos.

Zapatos de satén con joyas: Unos zapatos elegantes con detalles de pedrería pueden transformar un atuendo y reflejar perfectamente la luz de los entornos invernales.

Tendencias generales

Estampados y texturas

Mientras los colores sólidos prevalecen, los estampados serán cada vez más recurridos en esos vestidos sueltos y gaseosos, sobre todo para las bodas de primavera. Juega con estampados de flores, pero también con telas con texturas y diferentes materiales que puedan aportar algo único.

Siluetas fluidas

Las siluetas fluidas dominarán las prendas en las bodas (¡también en los vestidos de las propias novias!). Los vestidos y trajes con cortes suaves y drapeados crean una apariencia elegante y sin esfuerzo. Esta tendencia es perfecta para las invitadas que buscan un ‘look’ sofisticado pero cómodo. Los vestidos de corte imperio, los trajes de pantalón con blusas de seda y los vestidos envolventes son algunas de las opciones que se ajustan a esta tendencia.

Estilo cómodo

Esa comodidad que se ha nombrado será el dogma, dejando atrás tacones altos y entallados, para dar paso a prendas con algo más etéreo. Las invitadas de boda ya no tienen que sacrificar la comodidad por el estilo. Los zapatos planos elegantes, los vestidos de tejidos suaves y los trajes de pantalón, que ya llevan varios años, son algunas de las opciones que permiten a las invitadas disfrutar de la boda sin preocuparse por el dolor de pies o la incomodidad.

La moda para madrinas y madres de la novia en 2024 promete versatilidad y elegancia, con una clara inclinación hacia personalizaciones que reflejen la individualidad de cada una. Al final, cada temporada ofrece su propio conjunto de tendencias, pero la clave está en seleccionar aquellas que mejor se adapten al evento y, sobre todo, a la personalidad y comodidad de quien las lleva.

You are in offline mode !